$720,00

18 cuotas de $83,56
5% de descuento pagando con Transferencia Bancaria Ver medios de pago
Entregas para el CP: Cambiar CP
Medios de envío
Nuestro local
  • PUEYRREDON BEBIDASPueyrredón 1307 esq. Chacabuco, Banfield, Buenos Aires - Atención de Lunes a Sábados de 10 a 13 y de 17 a 20hs
    Gratis
Descripción

50% cabernet sauvignon y 50% malbec

6 meses en barricas y otros 6 meses en botella

La leyenda cuenta que, hace más de 130 años, el fundador de la bodega, Don Melchor de Concha y Toro, notó que sus vinos de guarda más preciados desaparecían; así, se difundió el rumor de que en aquel lugar habitaba el diablo. Y ahí surgió su nombre: Casillero del Diablo.

El gigante grupo vitivinícola chileno Concha y Toro, número tres del mundo, comenzará a elaborar su marca más vendida a nivel global, Casillero del Diablo, también en la Argentina. 

Casillero no es una etiqueta más para el grupo: no sólo es la que más comercializa desde Chile, con más de 108 millones de botellas, a 140 mercados. También es considerada la segunda marca de vino más poderosa del mundo, detrás de la australiana Yellow Tale, por tercer año consecutivo, según un estudio de la consultora inglesa Wine Intelligence entre más de 22.000 consumidores en 21 mercados.

Lo hace Marcelo Papa, el mismo enólogo que elabora la marca en Chile, para que, pese a las uvas diferentes, mantenga la misma línea y estilo que su hermano trasandino. Elegimos las variedades mejor posicionadas en la Argentina para el inicio, pero no descartamos sumar otras más a medida de que la marca crezca en el país. A futuro, también planeamos elaborar las líneas superiores, Casillero del Diablo Reserva Especial y Leyenda, comentó.

Delicioso blend tinto, con un lindo mix de frutas rojas y negras tipo mermelada, especias y toques ligeros de pimentón ahumado. En una segunda capa se percibe algo de cacao y un dejo a especias dulces. Muestra muy buena jugosidad, con una fruta que se vuelve más negra en el paladar. Los taninos son amables y están bien definidos. Se percibe una ligera sucrosidad, que lo vuelve bien bebible y le da más presencia.